La ventana.

  (Re-citándome. Re-suscitandome…)

Mostrando realidades que uno ya se hartó de soñar

siempre ahí estática por encima de mi aposento

cuando me sublevo me quita el aliento.

¿No ves que al traspasarme te puedes dañar?

 

Reflexiona mi yo: ¡mi inventiva estallará!

alimentando solo a mis pupilas

más huyen inviernos, lloran dalilas.

ríen otras almas, ¿La tuya no lo hará?

 

Sepultando pecados imposibles de asumir

me ha consolado con su sola presencia

pero en soledad solo se debe invertir

si te promete mantener la indecencia.

 

Lleva a la rebelión, siempre el consentir

la serenidad del impaciente.

Cuando hasta las dicotomías se parecen,

ciega la decadencia. Peor es envejecer…

Anuncios

2 Respuestas a “La ventana.

    • “Cuando uno no puede acercarse, probablemente sea mejor alejarse, para ver de cerca…”

      Por lo demás, sería opulentamente torpe pretender encender el fuego con agua o peor aún, pedante, si tratara de explicarlo todo, como si todo pudiese explicarse…

      Por cierto, yo me alejo en propia defensa.

      Mi agradecimiento enorme por tú deferencia y tú sello. En resumidas y paradójicas cuentas por acercarte, o al menos merodear…

      PD: Las disculpas del caso, la mala poesía, es distancia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s