Rojos tus labios…

Tan rojos como el esqueleto de la hoguera.

Puente, de la quimera hasta la lengua,

tus bordes son las cosquillas del silencio.

 

Tesis donde Dios sean tus piernas

los rincones de tu ombligo una cobija.

En tú perspectiva cabe el mar y no se llena,

mirada, manchón de tregua en el transcurso

espalda de crayón, tallado a brisas

primavera, son tus pies cuando al fin llegan

tus mejillas, una barca en el anhelo.

 

Ambulante lucha de tus manos y la prisa

la posteridad es tu orilla en mi silueta

la mortalidad ardid de la comisura.

 

Gama de orquídeas y muñecas.

Cura de la expectativa.

Trinchera de días escarlata,

tus labios excedían a tus labios,

de tu boca, a risas remontaban.

Anuncios

3 Respuestas a “Rojos tus labios…

    • Primariamente gracias por tu valentía de atreverte a dar una vuelta por aquí, en este infierno de bollos y renglones. Más gracias aun, por la molestia de los saludos, es terriblemente reconfortante.

      Por cierto hablando de poesía, he estado saboreando y desmenuzando la tuya -que sí lo es- la cual gratamente me ha atraído. Cuentas con un nuevo lector.

      Seguimos en contacto. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s