Conjeturas sobre el dormir.

“En medio de la más oscura noche,

el sol puede salir,

no te olvides de venir,

la noche no es para dormir…”

          (Jaume Sisa)

¿Cómo obligar los ojos a reposar?

¿La adrenalina se puede acobijar?

Y hacer de la almohada un sitial del existir,

¿no será probarse el féretro?, dormir…

 

¿Cómo en un despertador amparar?

es como la frente besar, de la taciturnidad,

cada mañana amanecer, desayunar

cada saliente somnoliente, precavidamente envejecer.

 

Sin haberse atrevido, sin intentar intentarlo

este valle de momentos, es un todo de escasos

sin fugarse del suelo, sin treparse hasta el cielo

sin volar con los pájaros, sin rezarle al misterio.

 

A los saltos rodando, la algoritmia apurando

beberse los tiempos, desnudar lo innovado

acontecer con el alma, abrevar en desparpajo

incendiar los momentos, conquistar a los años…

 

Amamantar los contratiempos, atolondrarse despacio

Filosofar al olvido, transformarlo en esporádico,

arrancar todas las flores, colgarse de cada árbol

constelarse, anonadarse, arrojarse al vacío de lo eterno,

no partir, como mueren, todos antes…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s