Aquí, alrededor…

Es un sitial tan bajo como las casas, aquí la lluvia todo moja, los niños aun juegan en la vereda a la pelota con camisetas de Alvarado, y mientras más alta es la hora más “prepotea” de peligrosa.

Aquí la gente vive de salarios, se sacude el polvo en las puertas ante la deserción del asfalto, aun aquí no se ha extinguido el barro. Aquí el mar de estos balnearios no baña individuos de barrios bajos, los perros que abundan y sobran cada vez más flacos…

Aquí como en todos lados hay jóvenes que le venden el alma al diablo, niños que no llegaran a cumplir quince años, abundan los pobres  y más los honrados. Aquí la gente sabe bastamente lo que es el capital, lo que es el engaño…

Aquí las aceras aun regalan monedas y todos con la precisión terminante del “aquel me dijo” saben a que se dedica el vecino, aquí aun no cayó en desuso un documento tan judicial como la libreta del fiado, hasta el cielo para entrar pide permiso, aquí el vino se escoge por barato.

Aquí sin embargo el ambiente es escuela, que si costosa es la queja, siempre existen las paredes.  Se aprende de chico a vivir de contado, te escarmienta el contexto que el lujo es tan vano, que la sonrisa es gratuita, que correr, pelear, gustar, gritar, jugar es necesario y treparse a los arboles que desembocan en nubes, y romper algún vidrio, aprenderse las calles…

Aquí imaginar es Master y Doctorado, los errores ortográficos cualquiera los corrige…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s