Con tanta gente…

El escaparle a la tortura del anobio
con Joyce, Cortázar, Milán
los andrajos de felicidad ventilan
las vanidades que causan tanto agobio.

 

Somos yo, alguien, menos ustedes
muchedumbres fanfarronas de hipocresía
no se pueden eludir las profecías
ni clausurar del fin del mundo los burdeles.

 

Tú lo sabes, no lo niegues, no te creen.
¿Quién he sido?, ¿Dónde he ido?, ya me voy
poetastros, etílicos cuasi llegan. Pero mueren…

 

¿Por qué la vida no la predijo Tolstoi?
todos añoran la fama del infame, hieren
sonrío, te venero, me camuflo. Jamás soy…
 
 
(Solo los  peces muertos, nadan a favor de la corriente…)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s