No me busques…

Donde la verdad sea un agravio
la frivolidad construya su reinado
cuando la adulación haya ganado,
entre mandilones, actuando con avío.
 
En subastas de honestidad
ni en ágapes de erostratismo
mansiones con su propio istmo
convenciones sobre la maldad.
 
Estoy con el invierno en una fonda
con una hurí en un burdel
con mis ideales, su monda,
 
siendo de mi vulgaridad su bedel
mis sueños de frente al Zonda
 mi ignorancia leyendo Mondel.
 
 
 
Nota:  A los sonetistas ortodoxos…
Anuncios

2 Respuestas a “No me busques…

  1. Resumiendo respetada Flor, lo adinerado es descaradamente vulgar y claro esta, el lujo también…

    Supe desde la primera vez que la leí, que pertenece como yo, a la inmensa minoría.

    Elija una trago mientras, invito la primera ronda…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s